El día de la mudanza es todo un desafío, la alegría por empezar una nueva etapa en el nuevo hogar, el trabajo que espera en empacar y organizar todo, la coordinación entre todos… tendiendo esto presente y de acuerdo con nuestra experiencia, queremos darte los consejos más prácticos para que esta sea un buen tiempo al empezar una nueva vida. Toma nota:

Inicia la organización con la mudanza:

Empieza con un par de semanas de antelación, revisa todas tus cosas para clasificar entre las que puedes desechar, donar y trasladar a tu nuevo hogar. Una vez tengas este recuento, podrás estimar la cantidad de cajas para guardar tus cosas. En este punto puedes buscar empresas que venden este tipo de cajas para embalaje, o puedes ir a comercios cercanos o supermercados que destinen estas para el reciclaje y puedan donarlas.

Al tener listas las cajas y la cantidad necesaria de cinta adhesiva empieza a empaquetar, iniciando por los objetos frágiles e importantes, colocando una etiqueta especial para tenerlo en cuenta al momento del transporte. Igualmente, el contenido de todas las cajas debe estar rotulado, para poder distribuirlo mejor en el traslado y organización posterior. Además, evitarás perder y olvidar las cosas.

Pautas importantes para la mudanza

Como hemos mencionado, una medida importante para facilitar el proceso es revisar todos los objetos y clasificar, aquello que deberías desechar definitivamente (porque hay que reconocer que muchas veces guardamos cosas por sentimentalismos, así estén dañadas), los objetos que no se usan hace bastante tiempo, pero que pueden ser de utilidad para otros y lo que debemos llevar a casa.

Una vez listas las cajas, es hora de decidir cuál es la mejor opción, si contratar una empresa de mudanzas o hacerlo por ti mismo. Optar por lo segundo y alquilar una furgoneta especializada es la opción más económica, pero, si no te sientes preparado para mover bastante peso, esto llevará más tiempo del previsto. Aunque la opción del servicio profesional de mudanza es más rápido, seguro y garantizado, también, hay que tener en cuenta el presupuesto y la ayuda adicional que puedas recibir y las opciones de protección para los objetos.

Trabaja habitación por habitación: ir desmontando un espacio después de otro es más rápido y organizado, que tratar de abarcar toda la vivienda.

Los objetos importantes y valiosos deben estar bien ubicados durante el transporte y al llegar al nuevo hogar, no perderás de vista y te evitarás los sustos.

Prepara el “kit de primera noche”: el cansancio de día puede ser más de lo que esperas, por eso, es recomendable preparar las cosas necesarias para descansar la primera noche en la nueva casa, así todo siga en desorden. Entre algunas cosas para incluir en el kit serían mantas, pijamas, cepillos de dientes, cosas básicas de cocina para servirse la primera comida en casa.

Limpia antes de guardar: ahorra tiempo y esfuerzo al limpiar todos los objetos que puedas antes de guardarlos. Así no trasladas suciedad a la nueva vivienda.

Tiempos de organización

Si te preguntas cuanto tiempo puedes tardar en la mudanza, debes saber que todo depende del tamaño de la casa, de la cantidad de cajas y muebles por mover y la ayuda disponible. Una vivienda pequeña con dos habitaciones, cocina, baño y salón comedor se puede organizar alrededor de cuatro o cinco horas.

El traslado y organización en el nuevo lugar dependerá del servicio de mudanzas si se usa, o del trabajo que hagamos por cuenta propia. Pueden ser horas o un par de días.

Pero la recompensa llega al empezar una nueva vida en un nuevo lugar, descubrir la zona y sus beneficios, conocer los nuevos vecinos y todo lo que está por venir.

Si quieres empezar una nueva etapa en tu vida y la de tu familia, como profesionales inmobiliarios, te ayudaremos a encontrar el hogar de tus sueños y todo el proceso para que sea tuyo. En Proxxima Inmobiliaria estamos contigo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?